CADENA 1

Islandia, el país con menor cantidad de habitantes en llegar a un Mundial

10 Octubre 2017 Deportes

Venció 2-0 a Kosovo y se metió en Rusia 2018 y en el Libro Guinness de los Récords, superando su hazaña de la Eurocopa 2016, en la que llegó a cuartos de final.

Apenas 103.000 kilómetros cuadrados de superficie. Sólo 331.811 habitantes, según el censo de 2016. Pero con su pasaje a Rusia 2018 asegurado. Islandia lo hizo de nuevo. Venció 2-0 a Kosovo y se quedó con el Grupo I de las Eliminatorias europeas, postergando a combinados más poderosos como Croacia (jugará el repechaje) y a Ucrania. Así, también se prepara para la foto en el Libro Guinness de los Récords: se transformó en la selección con menor cantidad de habitantes en lograr una plaza para la cita mundialista. Es más: nunca un representante de un país con menos de 1.000.000 de habitantes había jugado un Mundial.

Gylfi Sigurdsson, la figura del equipo (juega en el Everton de Inglaterra) y Johann Berg Gudmundsson anotaron los goles del elenco islandés, que volvió a escribir una página histórica. En la Eurocopa 2016 ya había revolucionado el mundo del fútbol al superar la fase de grupos (empate ante la Portugal de Cristiano Ronaldo incluido) y dar el golpe en octavos de final eliminando nada menos que a Inglaterra. Luego, en cuartos de final cayó frente a Francia, pero ya había dejado su huella con el canto de "guerra" que emana de sus tribunas cada vez que los Vikingos salen a la cancha. Ya sin Eidur Gudjohnsen, su goleador histórico, ex compañero de Lionel Messi en Barcelona, pero con una estructura cimentada hace 15 años (cuando la Federación tomó la decisión de realizar una importante inversión en infraestructura) que lo condujo a celebrar una nueva sorpresa: en 2010, por caso, figuraba en el puesto 112 del Ranking FIFA: hoy ostenta su plaza para Rusia desde el escalón 22.

Una hazaña que mantiene su contexto de cuento, como ocurrió en la Eurocopa: Heimir Hallgrimsson continúa siendo el entrenador, aunque part time: es dentista de profesión. La lista de futbolistas profesionales registrados en la isla apenas supera la centena y el resto es amateur y mezcla la pasión por el fútbol con sus ocupaciones. Pero detrás conservan el apoyo de toda población, que ayer volvió a inundar las calles de Reykjavik para celebrar el hito, como si el alpinismo o el handball no fueran sus deportes de cabecera. Islandia es Mundial. Y tal vez ya dejó de ser sorpresa…

 

 

Facebook /cadena1saltaTwitter @cadena1saltaMansajes

Más noticias

 

 

 

 

 

Espectáculos